1 Coríntios 2.6-13

Auxílio Homilético

11/02/1996

Prédica: 1 Coríntios 2.6-13
Leituras: Deureronômio 30.15-20 e Mateus 5.20-37
Autor: Ilo Utech
Data Litúrgica: 6º Domingo após Epifania
Data da Pregação: 11/02/1996
Proclamar Libertação - Volume: XXI


1. Auscultando el Texto

V. 6: Aqui Pablo contrapone la sabiduría proveniente de Dios con otros lipos de sabiduría: la sabedoria enseñada por el mundo y la de los gobernantes. la sabiduría del mundo son las corrientes teológicas y filosóficas muy de moda en la sociedad de Corinto, las cuales están en oposición a la cruz. La sabiduría de los gobernantes consiste fundamentalmente en el poder. Según Pablo, solamente los perfectos (los más avanzados en la fé) — según versión de la Bíblia Latinoamericana — pueden entender la sabiduría divina y la palabra de la cruz. La perfección no es obra ni producto de la sabiduría terrenal, sino gracia de Dios.

V. 7: La sabiduría anunciada por Pablo es secreta y oculta. Esta sabiduría solamente es comprendida en la dimensión del Espíritu. Sabiduría discernible solamente a la luz de la fé.

V. 8: Pablo afirma categoricamente que los gobernantes de este mundo no conocían la sabiduría de Dios. Ellos son los responsables de la crucifixión del Señor de la gloria. Aqui Pablo pone Jesus en el mismo rango de Yavé (Ex 24.16). Crucificaron a Jesus porque creían que con sabiduría y poder podrían decidir sobre el mundo.

Vv. 9-10: Dios es el único sujeto y autor del plan de salvación. No es por médio del conocimiento humano (ojos, oídos, corazón) que se alcanza dicha sabiduría. No se trata de una experiência sensorial humana o un proceso cognocitivo, sino una experiência generada por el Espíritu. Solamente el Espíritu es el que puede abrir nuestros oídos y ojos para entender la dimensión salvífica que existe en la cruz de Cristo. Dios otorgó ese Espíritu a los seres humanos para que pudieran conocer las cosas de Dios.

V. 11: Pablo está claro que cada persona es un ser integral cuerpo-espíritu. El espíritu de la persona humana es el único que conoce todos sus planes y pensamiento. Así mismo solamente el Espíritu de Dios es el que conoce lo más profundo de Dios mismo.

Vv. 12-13: Los cristianos están capacitados para comprender lo íntimo de Dios porque han recibido el Espíritu de Dios y no del mundo. No es posible entender las cosas que Dios en su gracia ha dado por médio de la sabiduría y filosofia humana, sino que necesitan ser enseñadas por el Espíritu de Dios. La salvación que brinda a los seres humanos en la cruz de Cristo no es un evento entendible al hombre común.

2. Contexto

La realidad que Pablo nos presenta con ese texto muestra el conflicto y las diferentes comentes existentes en la comunidad de Corinto y en la sociedad de la época en su conjunto. Diferentes corrientes filosóficas, cada cual buscando persuadir y convencer a la gente. La sabiduría de Ia época, como parte de Ia ideologia, buscaba legitimar a Ia sociedad de entonces: una ciudad portuária, con una economia basada en un floreciente comercio y con gran diversidad cultural.

Pablo se había percatado del poder de seducción y atracción del estilo de vida existente en una ciudad portuaria-comercial. En ese tipo de sociedad, lo importante era la astúcia, la inteligência y la habilidad para los negócios. Por otro lado, el compartir, el servido desinteresado, el cargar la cruz, la solidaridad y los valores comunitários no eran promovidos en dicha sociedad.

Incluso, en la comunidad cristiana de los corintios, varias personas habían sido seducidas y atraídas por estas corrientes teológicas-filosóficas. Sin embargo, Pablo estaba convencido que se trataba de un problema mucho más serio que el de la desviación de algunos hermanos o de la presencia de algunas sectas gnósticas, porque se trataba de un problema ideológico, el cual estaba contaminando toda la comunidad. Pero la habilidad de nuestro teólogo pneumatológico es luchar con sus opositores usando el mismo lenguaje que ellos, pero detrás de sus palabras hay una denuncia muy clara del poder y de la ideologia de la época. Lo que está en juego es la fé cristiana y el proyecto del Reino inaugurado por Jesus. Pablo sabe que así como los príncipes del mundo mataron a Jesus por médio del poder y la fuerza bruta, también en ese tiempo destruían y mataban por médio de esta forma de concebir el mundo. Según Pablo, eso pasa porque los gobernantes del mundo no conocieron la sabiduría de Dios — probablemente conocer aqui tampoco es una mera experiência cognitiva, sino una amenaza a sus intereses político-econômicos.


3. Espíritu Humano y Espíritu de Dios

El Espíritu de Dios tiene un lugar central en la teologia de Pablo. Solo el Espíritu de Dios permite entender el plan de Dios y ver ese plan como algo positivo, constructivo y no una amenaza/destrucción. Para Pablo, todo ser humano es integral (cuerpo y espíritu). El espíritu es la dimensión más profunda que el ser humano tiene, sin el cual no seria persona humana. Aqui no estamos hablando del Espíritu Santo, sino del espíritu humano. De modo que el espíritu es construcción, fuerza, acción. No está fuera del cuerpo, de la matéria o de la realidad, sino está dentro, inhabita la matéria. De modo que, cuando Pablo habla en v. 11: Que hombre conoce lo íntimo del hombre, sino el espíritu del hombre, que está en él?, está hablando de lo más profundo que existe en su propio ser, sus motivaciones, su utopia y sus pasiones.

De modo que, el espíritu es la dimensión de la persona humana en la que el Espíritu Santo actua. El Espíritu de Dios actua en el espíritu de los seres humanos. El espíritu humano es, por decir, la plataforma privilegiada sobre la cual actua el Espíritu de Dios.

La espiritualidad humana básica existe en todo ser humano, conozca ó no la revelación divina, como dice Casaldáliga: Este plano de la espiritualidad, aún viniendo en última instancia del Espíritu de Dios, bebe en la fuente de la vida, la historia, la práxis, la sabiduría ó sea todas Ias fuentes de la razón y del corazón. La presencia del Espíritu Santo profundiza y da una nueva dimensión a la espiritualidad humana. El espíritu humano, como una dimensión finita de la vida, es trascendido con la presencia del Espíritu Santo. Pero de ningún modo, el hecho de que el Espíritu de Dios empuja al espíritu humano más allá del mismo, destruye su estructura o sea su racionalidad. El Espíritu Santo al impactar, capacita al espíritu humano a reconocer y entender cosas que con la simple razón no son detectables. Pero es importante entender claramente estas dos dimensiones, para que los cristianos no tratemos a los no cristianos como si fueran personas sin espíritu, ni pensemos que somos superiores a ellos. Porque el Espíritu de Dios está presente y actua en las personas ó pueblos, aúnque no hayan conocido la revelación divina. El Espíritu es libre y actua donde y cuando quiere.

Por su parte, Lutero agrega que el envio del Espíritu Santo se da sin cualquier forma o señal visible. El envio es invisible, pero provoca câmbios y empezamos a ver la realidad con ojos distintos.

Por supuesto que en relación a las obras externas no hay mayor diferencia entre las obras del cristiano a las demás personas. Pero los cristianos entendemos que dichas obras son los frutos del Espíritu. Estos frutos no son algo extraordinário (señales), pero el Espíritu hace ver el sentido de la cruz. De modo que, vivir bajo la cruz es serial de la presencia del Espíritu. De ningún modo, se trata de resignación ó de una carga que nos moleste, más bien una vida en gratitud, con alegria.

4. Actualizando el Texto

Así como los corintios habían sido atraídos por esa economia comercial y ciertas corrientes filosóficas espiritualistas, así también hoy muchos de nosotros somos absorbidos por los valores, ofertas y suenos vendidos por el neoliberalismo. Los ideólogos de este modelo quieren persuadimos por todos los médios, de que el mercado es la panacea para todos los males latinoamericanos. Según ellos, cuanto más mercado hay, más libertad habrá para las personas.

Según los teólogos neoliberales (hay vários hoy dia), el mercado global es el equivalente al reino de Dios universal, anunciado por el evangelio. De modo que, el mercado global seria el topos de la utopia del Reino.

Hay que estar atentos, para no ser atrapados por ese espíritu, que quiere dominar a todo el mundo. Ese espíritu es muy poderoso, atractivo y persuasivo. Cuántos de nosotros, si es que aún no hemos sido atraídos por él, al menos somos tentados a cada momento a servirle?

Los cristianos que hoy toman una opción por los pobres, que luchan por los derechos de los indígenas, por la reforma agraria ó que buscan insertarse en los barrios pobres y populares son acusados y tildados de necios y tontos, cuando no de otra cosa. Porque lo común y normal es nadar en aguas neoliberales y comulgar con las ideas y proyectos de los príncipes del mundo. Sin embargo, cuando el Espíritu de Dios actua en nosotros, como lo hizo en Jesus (Lc 4), entonces estamos cautivados y somos movidos hacia las obras que son agradables a los ojos de Dios, y no hacia los intereses de los príncipes de la época.

Es el Espíritu de Dios que ayuda a abrir nuestros ojos, para ver el sufrimiento de cada niño/a de la calle, de la mujer golpeada, del indígena expropiado, del negro/a segregado/a, como si fuera el propio Cristo (Mt 23). Quién a no ser el Espíritu Santo fue el que hizo que Pedro confesara que Jesus era el Cristo?

5. Bibliografia

BRANDT, Hermann. O Risco do Espírito. São Leopoldo, Sinodal, 1977.
CASALDALIGA, Pedro. Espiritualidad de la Liberación. Managua, Envio, 1992.
TILLICH, Paul. Teologia Sistemática. São Leopoldo, Sinodal; São Paulo, Paulinas, 1984.


Autor(a): Ilo Utech
Âmbito: IECLB
Natureza do Domingo: Epifania
Perfil do Domingo: 6º Domingo após Epifania
Testamento: Novo / Livro: Coríntios I / Capitulo: 2 / Versículo Inicial: 6 / Versículo Final: 13
Título da publicação: Proclamar Libertação / Editora: Editora Sinodal / Ano: 1995 / Volume: 21
Natureza do Texto: Pregação/meditação
Perfil do Texto: Auxílio homilético
ID: 14211
REDE DE RECURSOS
+
Tu és o meu Deus, eu te louvarei. Tu és meu Deus, eu anunciarei a tua grandeza.
Salmo 118.28
© Copyright 2019 - Todos os Direitos Reservados - IECLB - Igreja Evangélica de Confissão Luterana no Brasil - Portal Luteranos - www.luteranos.com.br