Hebreus 5.7-9

Auxílio homilético

16/03/1986

Prédica: Hebreus 5.7-9
Autor: Atílio Juan Hunzicker
Data Litúrgica:Domingo Judica
Data da Pregação: 16/03/1986
Proclamar Libertação - Volume: XI

I — Comentário general

Nuestro pasaje se encuentra en el contexto mayor donde el autor de Hebreos argumenta la superioridad del sacerdocio de Cristo frente al sacerdocio levítico y sus prácticas. Habiendo entonces sido superado por el sacrifício de Jesus Ias prácticas levíticas según Ia ley, ahora es posible una nueva relación con Dios por el nuevo pacto entre Dios y Ia humanidad con Cristo como mediador.

La causa que motiva al autor es la situación que vivía en ese momento el grupo de cristianos a quien se dirige. Esa situación, que se revela en la misma carta, puede ser definida como dedesaliento, impaciencia y peligro de regresión a épocas pesadas en cuanto a prácticas religiosas, y con algunos miembros que ya se habían apartado de la comunidad.

Aunque el autor tiene palabras duras para el grupo, sabiendo que en el pasado vivieron un profundo compromiso de fé, sobresale el aliento permanente a seguir con esperanza viva fieles a Ias nuevas promesas de Dios.

El texto:

Los v.5-7 están enmarcados por Ia afirmación Tu eres sacerdote según el orden de Melquisedec v.6 y 10. Por Io tanto, Io que nuestros versículos relatan muestran una parte esencial de ese sacerdocio.

V. 7 — Según Ia mayoría de los comentários es una referencia directa al episodio de Getsemaní (Mc 14.32 ss). La valoración de Ia rela¬ción entre Jesús y Dios en su vida terrena es fundamental. El sacerdocio que Jesús encarna se desarrolla cotidianamente en la plena dimensión humana con ruegos, súplicas, clamor y lágrimas. Jesús sumo sacerdote es un hombre más que experimenta la condición de la existencia humana.

V. 8 — Encontramos aqui un paralelo con el texto de Fp 2.5ss. La relación obedecer, padecer, aprender es Ia clave de Io que el autor quiere transmitir como fundamento del sacerdocio de Jesús.

V. 9 — Tenemos nuevamente Ia obediência como condición para participar en Ia salvación eterna obrada en Jesús. Jesús puede brindar esa salvación porque él mismo desde su humanidad transita el camino hacia la salvación.

II — Reflexión

Pensamos que el autor de Hebreos les está queriendo mostrar a sus lectores el cambio operado por Cristo en cuanto a la tarea que les toca. Las prácticas religiosas del pasado son totalmente prescindibles y ya no obran salvación. Jesus, sumo sacerdote, realizo un sacrifício único y definitivo que obra salvación eterna, por Io tanto Ia comunidad de fé puede dedicarse plenamente a una nueva tarea, a una nueva práxis de fé, es totalmente inútil seguir respondiendo a Ia antigua ley y a Ias formas religiosas levíticas.

?Qué hacer entonces, cuál es esa nueva tarea? En primer lugar hay que anunciar esa novedad: Tenemos un mediador, Cristo, frente a Dios, de ahora para siempre. El rompió el velo y marco el camino directo a Dios. Alégrense porque somos libres.

?Cómo se comunicará esto? Viviendo en Ia comunidad esa nueva. Ajustándose a esa obediência, aprendiendo y también sufriendo. No es un sufrimiento estéril, como no Io fue el de Jesús, por el contrario, obra salvación uniendo los eslabones con otros hombres para ir sembrando, salvación. Salvación que no se limita a Ia actividad cúltica o a prácticas ritualistas sino que Ilega a todos los âmbitos de Ia vida. Está expresada Ia tarea con claridad en el cap. 13.

III — Pasos hacia la prédica

Partimos de Ia pregunta: ?Vivimos en nuestras congregaciones conscientes de esa obra sacerdotal de Cristo y sus benefícios o sin darnos cuenta hemos regredido al sacedicio levítico y sus prácticas? ?No oculta nuestra vida como iglesia, nuestro culto, la celebración de los sacramentos una intención sacrificial levítica? Podemos comentar el parecer de nuestros miembros.

Segundo paso: Podemos verificar en nuestra congregación Ia dinámica obediencia-sufrimiento-aprendizaje, dinámica del sacerdocio de Cristo. Podemos ver en Ia historia más inmediata de nuestra congregación como aprendimos, por que sufrimos, por que obedecimos y como ese aprendizaje nos ayudó a perfeccionar nuestra obediência y así en un espiritual dialéctico.

Tercer paso: si no encontramos en nuestra propia experiência como iglesia esa dinámica, lamentablemente, tendremos que ver fuera de nuestro ámbito si en algún lugar de nuestra sociedad, algún grupo, algún sector vive esa experiencia de Cristo (1a experiencia de Jesús en Ia carne).

Como ejemplo: Durante más de una década el tema de los derechos humanos en Argentina fué de vital importância. La violación permanente de los derechos humanos en los más diversos ámbitos y de Ias formas mas denigrantes significaron un desafio para toda Ia población, más aún Io debería ser para Ias iglesias. La desaparición de personas, Ia tortura y el asesinato de personas de diferentes estratos y compromisos políticos era conocido cada vez por mayor cantidad de personas y denunciado públicamente por otras.

Asi nacieron los organismos defensores de los derechos humanos. Integrados por familiares, por políticos y por aquellas personas que sintieron que el tema no les era ajeno por el simple hecho de ser personas. La iglesia católica romana, salvo algunos obispos, eludió permanentemente el tema, no dió audiência a familiares que presentaron denuncias y se limito a recomendar moderación al gobierno militar. Três o cuatro iglesias evangélicas, más algún obispo católico romano formaron Ia única institución defensores de los derechos humanos fundada por iglesias. Pero no podemos afirmar que Ia mayoria de las congregaciones cristianas desplegaron la bandera de la defensa de los derechos humanos. Por el contrario, fue permanente la negación del tema o la descalificación del mismo como actividad política. Sin embargo, cuando comenzó una nueva época democrática, fueron los obispos que alertaron sobre los peligros de Ia pornografia, entre otros males de la democracia.

La más activa e importante organización es sin duda Ia de Ias Madres de Plaza de Mayo. Aún hoy, en el segundo año de democracia ellas siguen reuniéndose los dias jueves y Io hacen desde 1977. Siguen con su reclamo:

APARICION CON VIDA — JUICIO Y CASTIGO A LOS CULPABLES.

Estas madres, amas de casa en su mayoria, tenían una vida común hasta el momento en que sus hijos desaparecen. Desde ese mo¬mento Ia vida de ellas se transforma y sus dias transcurren recorriendo despachos oficiales, comandos del ejército, seccionales de policia, tribunales de justicia. En esa recorrida se van encontrando con otras madres que están empefladas en buscar a sus hijos. Asi comenzaron en 1977 a hacer rondas los dias jueves en torno de Ia pirámide en Ia Plaza de Mayo. Empezaron catorce madres y con el tiempo fueron miles en todo el país. La represión actuo sobre ellas, fueron detenidas, amenazadas, en suas domicílios pintaron leyendas aqui vive Ia madre de un terrorista (con esto Ia represión se proponía aislarlas en el médio social). Nadie pudo detener a estas mujeres que siguieron el único camino que su corazón de madres les señaló: enfrentar a viva voz a la dictadura.

En un laberinto de silencio y muerte, ellas fueron encontrando sendas, pistas, señales. Chupaderos (lugares donde se alojaba a los secuestrados), campos clandestinos de detención, tumbas NN ...Caminaron en sendas de muerte y reclamaban Ia vida. Lo siguen haciendo aún hoy, en Ia democracia, siguen esperando una respuesta. En una entrevista a Ias madres, una de ellas dice: ...Io que quiero remarcar para que a todos les que de claro, es que nosotras no derendemos ideologias..., sino Ia vida de nuestros hijos, de cualquier hijo, y vamos a seguir hasta que los recuperemos, hasta que revindiquemos sus nombres. Esa es nuestra lucha. También queremos que los jóvenes piensen que Io que hacemos las madres es para que esto no se repita. Para que ninguna madre en el mundo tenga que sufrir y tenga que luchar por Io que luchamos en este momento. Pero también para que cualquier madre a laque le pese esto, que ojalá no sea nunca, no se quedeen una silla a llorar, que salga y pelee como un león, que es Ia única forma de luchar contra esta dictadura... Nada nos importa ni frenará nuestra búsqueda, como tampoco nos importa cuántos son los desaparecidos, Ias cifras son muy frias. Nuestra lucha estará cumplida aunque aparezca uno de todos esos miles de desaparecidos... (Rev. Humor, 92, octubre 1982).

Estas madres sin proponérselo han asumido Io que Ias comu¬nidades cristianas no supieron y quizá no quisieron asumir. Ellas, sin lugar a dudas están realizando un sacerdocio como Cristo mismo Io realizo. Los cristianos y Ias iglesias estamos desautorizados a señalar como propia de cristianos estas luchas de Ias madres, ellas mismas Io desautorizarían porque fueron abandonadas por Ias iglesias y Ia gran mayoría de los cristianos. Ellas vivieron Io que llamamos el espiral dialéctico de obediência, sufrimiento, aprendizaje. Quizás Ias iglesias podamos descubrir nuevamente a Cristo sumo sacerdote cuando comprendamos Io que estas madres encarnaron.

IV — Subsidios Litúrgicos:

1. Confesión de pecados: Santo y misericordioso Dios, Tu sabes que nos cuesta crecer, por eso miramos hacia donde creemos que nos conviene y apartamos nuestra vista de Tu Hijo. Décimos ?Dónde estás Dios? y esperamos que te presentes allí donde nos resulta cómodo. Nos cuesta obedecerte. Ten misericórdia de nosotros y dirige-nos.

2. Colecta: Permítenos, Señor, saber donde nos encontramos y qué debemos hacer. Que tu Palabra nos oriente para llegar a ser Ia comunidad donde tu hijo este presente.

3. Oración General:Tendríamos que recordar todas aquellas situaciones donde nuestra función sacerdotal es requerida.

V — Bibliografia

Esas viejas molestas, reportaje. Revista El Porteño, ano II, n. 22, outubro de 1983.
— OBERMUELLER, R. Teologia del Nuevo Testamento, v. 2. Buenos Aires, 1977.
— STRAHTMANN, H. La epístola a los Hebreos. In: Actualidad Bíblica 25. Madrid, 1971.


 


Autor(a): Atílio Juan Hunzicker
Âmbito: IECLB
Área: Celebração / Nível: Celebração - Ano Eclesiástico / Subnível: Celebração - Ano Eclesiástico - Ciclo da Páscoa
Área: Governança / Nível: Governança - Rede de Recursos / Subnível: Governança-Rede de Recursos-Auxílios Homiléticos-Proclamar Libertação
Natureza do Domingo: Quaresma
Perfil do Domingo: 5º Domingo na Quaresma
Testamento: Novo / Livro: Hebreus / Capitulo: 5 / Versículo Inicial: 7 / Versículo Final: 9
Título da publicação: Proclamar Libertação / Editora: Editora Sinodal / Ano: 1985 / Volume: 11
Natureza do Texto: Pregação/meditação
Perfil do Texto: Auxílio homilético
ID: 13160
REDE DE RECURSOS
+
Ame o Senhor, seu Deus, com todo o coração, com toda a alma, com toda a mente e com todas as forças.
Marcos 12.30
© Copyright 2022 - Todos os Direitos Reservados - IECLB - Igreja Evangélica de Confissão Luterana no Brasil - Portal Luteranos - www.luteranos.com.br