Job 7.1-7 - Jó 7.1-7

Auxilio Homilético

06/02/1994

Prédica: Job 7.1-7 – Jó 7.1-7
Leituras: 1 Coríntios 9.16-23 e Marcos 1.29-39
Autor: Eugênio Araya
Data Litúrgica: 5º Domingo após Epifania
Data da Pregação: 06/02/1994
Proclamar Libertação - Volume: XIX


Hay una gran cantidad de versiones del libro de Job al castellano, pero hemos querido presentar la siguiente:

1. ¿No está el hombre en la tierra cumpliendo un servido y sus días son los de un jornalero?
2. Igual que el esclavo, suspira por la sombra, igual que el jornalero, espera su salario.
3. Mi paga han sido meses vacíos y noches de agonía.
4. Al acostarme me pregunto: ¿Cuándo me levantaré? La noche se me hace interminable hasta el alba. Y me doy vueltas y vueltas en mi lecho.
5. Mi cuerpo está cubierto de gusanos y de costras. La piel me supura y se me rompe.
6. Mis días han pasado más rápidos que la lanzadera de un tejedor y se han detenido al acabarse el hilo.
7. Mi vida no es más que un soplo y mis ojos no verán la felicidad.

1. Observaciones

A veces resulta un poco difícil encontrar el hilo conductor (el hilo rojo de que hablaba Lutero) entre los textos propuestos.

Para este domingo 5° después de Epifanía ellos son: Job 7.1-7; l Cor 9.16-2:1 y Mc 1.29-39. Nos encontramos un poco desorientados, pero recordamos otra vez, a Lutero que nos dice que la Biblia se explica con la Biblia. Y trataremos de hacer eso.

La perícopa tomada de Job poco podría servimos si nos quedamos allí. ¿Cómo predicar el Evangelio? ¿ Como proclamar la Gracia? Claro que eso mismo sucede con todo el A.T. ¿De qué nos serviría si no tuviéramos el N.T.? Seria un interesante libro de historias y leyendas, de poesía y sentencias. ¿Y qué más? Lo cierto es que cada lectura del A.T. debe explicarse a la luz del N.T. El problema es el ¿cómo?

Si solamente hablaremos del texto de Job, ¿de qué forma se diferenciaría de lo que cada día se queja el trabajador marginal de nuestros países? Es prácticamente un himno a la desesperanza. ¿ Que podía esperar Job en la situación en que se encontraba? Difícil que cantara un himno lleno de alegría y esperanza!

Ahora, con los adelantos que existen, es muy fácil conectarse con casi todo el mundo por medio de la televisión. Y allí notar, entre líneas que Job podría ser un obrero, un péon en nuestros países sudamericanos. Viendo la televisión brasileña nos enteramos que la canasta mínima de subsistencia tiene un valor de más de un millón 900 mil cruceiros, pero que el salario vital es algo más que un millón setecientos mil cruceiros, al cambio actual, es alrededor de 65 dólares americanos, l Podrá ese hombre decir algo distinto que Io que leemos en este pasaje de Job?

Quizá Io más irritante sea que, cuando se visita ese país, se hace ostentación de riqueza: grandes mansiones, gente elegante. Y lo mismo muestran las famosas novelas en la televisión. Todo es grandioso, todos desean dinero, pero son ya muy ricos. Y en la realidad, al pasar de noche por las calles de las grandes ciudades se ve gente miserable durmiendo en el suelo. La noche se me hace interminable hasta el alta. Y me doy vueltas y vueltas...

Por cierto que en Chile la cosa no es diferente, a pesar de que se habla que ya, económicamente, no somos un país del Tercer Mundo. Pero tenemos miseria, no solo pobreza. Nuestras ciudades en este continente todas tienen sus favelas, villas miserias'' o poblaciones callampas. Y en todas ellas están los Job con su justo lamento, ¿Qué le vamos a decir nosotros? ¿Que sigan sufriendo porque así lo quiere el Señor y que después vendrá la Jerusalén con calles de oro? Tendría razón Heinrich Heine al tildar a la religión de opio del pueblo. Tenemos un Evangelio, una buena nueva que comienza aquí.

Lo que el apóstol Pablo dice en su carta a los corintios puede darnos un poco de luz. El cristiano tiene, no la obligación, sino la necesidad imperiosa de predicar la Buena Noticia de Jesucristo, para que todos aprovechen de ella. Y esa Buena Noticia nos habla de un gran cambio, un cambio que de realizarse, como Io decía Martin Luther King, produciría la mayor revolución en el mundo. Porque los que sufren serán consolados, van a heredar la tierra, van a recibir ayuda. La única condición que se pone para ello es la retribución en el amor. Y ella se hace amando al hermano y luchando por él, protegiéndolo de las injusticias. Mostrándole de una forma palpable el amor de Dios, tal como él nos Io ha mostrado a nosotros. Y así se producirá el milagro de la vida de la que nos habla Marcos en su Evangelio. Todo Io que sucede no es obra de magia, sino milagro producido por el amor desinteresado.

2. Subsídios litúrgicos

1. Intróito: Salmo 28.

2. Oración de colecta: Pedir luz y fuerza a Dios para aceptar los momentos difíciles e iluminación para consolar y ayudar a nuestros hermanos que están pasan-do por momentos difíciles.

3. Oración general: Orar pidiendo una comunidad con sentido de justicia y de preocupación por todo el pueblo de Dios, para que nadie se pueda sentir abandonado de Dios ni de los demás y se sienta impulsado a repetir Io que Job dice en su texto. Sino que como Pablo, agradecido por la acción de Jesucristo en nosotros, se sienta impulsado a llevar la Buena Nueva a todo el mundo.

3. Bibliografia

Martin BUBER, Die Schriftwerke, Verlag Schneider, Heidelberg, 1976.
L. Alonso SCHÖKEL, J. L. Sicre DIAZ, Job, comentário teológico y literario, Ediciones Cristiandad, Madrid, 1983.


 


Autor(a): Eugênio Araya
Âmbito: IECLB
Natureza do Domingo: Epifania
Perfil do Domingo: 5º Domingo após Epifania
Testamento: Antigo / Livro: Jó / Capitulo: 7 / Versículo Inicial: 1 / Versículo Final: 7
Título da publicação: Proclamar Libertação / Editora: Editora Sinodal / Ano: 1993 / Volume: 19
Natureza do Texto: Pregação/meditação
Perfil do Texto: Auxílio homilético
ID: 16162
REDE DE RECURSOS
+
Nenhum serviço agrada a Deus, seja ele enorme, quando este fere o próximo.
Martim Lutero
© Copyright 2019 - Todos os Direitos Reservados - IECLB - Igreja Evangélica de Confissão Luterana no Brasil - Portal Luteranos - www.luteranos.com.br