Lucas 18.18-30

Auxílio Homilético

27/09/1981

Prédica: Lucas 18.18-30
Autor: Juan Abelardo Schvindt
Data Litúrgica: 15º. Domingo após Trindade
Data da Pregação: 27/09/1981
Proclamar Libertação - Volume VI


I - Introducción

El texto sugerido para este domingo era el de Lc. 18.28-30. Considero que es muy importante tomar el contexto que sugiere este diálogo de Jesús con los discípulos.

Evidentemente hay tres momentos: El primero corresponde al encuentro de Jesús con el joven rico; el segundo que nos habla del peligro de las riquezas y el tercero que nos indica la recompensa prometida al desprendimiento por causa del Reino de Dios.

De modo que quisiera enumerar algunos pasos para trabajar con el texto. Lamentablemente no dispongo a mi alcanze de literatura en castellano que pueda avalar de una manera más profunda el presente trabajo. El presente podemos definirlo como un trabajo artesanal fuera de los ámbitos académicos, sin muchos recursos bibliográficos excepto la Biblia y unos pocos comentarios bíblicos. Pero, por sobre todo, debemos hacer notar que la realidad a la que apunta el texto es actual, desafiante, motivadora y, fundamentalmente comprometedora para quienes sienten la realidad latinoamencana como el locus teologicus.

II - Problemática general

El texto comienza con una pregunta sobre la vida eterna y concluye con una respuesta sobre la vida eterna. Pareceria que el centro de la temática es la cuestión de la vida eterna, ¿Qué significa heredar la vida eterna? Vamos a enumerar algunas preguntas generales que nos ayudarán a ir entrando en el texto:

v 20 - Jesús enumera los mandamientos de la 2a. tabla. ¿ Significa esto una negación de la teologia paulina?

v.22 - ¿Dónde está el peso?

a. ¿ En vender todo y darlo a los pobres?, o
b. ¿ En el ven y sígueme?.

v.24 - ¿A qué riquezas se refiere Jesús?

v.27 - ¿ Qué significa esta afirmación? ¿Será acaso que Dios puede mover a un rico para dar o, aunque no lo haga, lo va a salvar?

v.29 y 30- ¿ Existe, a la luz del texto, una retribución terrena multiplicada? Entrar en el Reino: ¿Significa acaso un negócio, una cuestión de cálculos, donde se deja algo para ganar más? ¿Es un aspecto cuantitativo o cualitativo?

III - Clarificar

- La relación de Jesús con este joven rico. No sabemos qué sucedió con él en Lucas. En Marcos encontramos que Jesús lo amo y al no poder desprenderse de las riquezas acumuladas se entristeció y se marcho apenado.

- Este pasage no está planteando dos ordenes diferentes en la vida: uno en el plano de nuestra relación con Dios y otro de valoración humana. El joven había asegurado su buen pasar. Ahora lo único que le faltaba era asegurarse Ia vida eterna. Creyó que poseer esta vida era similar a los negócios que lo habían llevado a la posición de disfrutar riquezas. Su valoración de las cosas lo hacía vivir en un estado de insatisfacción que esperaba resolver en Jesús por medio de la pregunta que le hace.

- Esa pregunta tan importante para él, era la pregunta que cualquier judío normal hacía a un maestro de la ley. La misma pregunta encontramos en la parábola del Buen Samaritano.

- Normalmente es la sociedad la que le dice a la Iglesia lo que es o debería ser la familia. Aquí Jesús la contrapone al Reino de Dios. Seria interesante analizar la propaganda que los regímenes de fuerza existentes en América Latina hacen sobre la familia, su organización, su constitución y, a su vez, qué esconden detrás de esto. Si hacemos este análisis nos asombraremos de la agudeza que tiene el texto para nuestra situación, donde la familia es ampliamente promocionada, pero. . . ¿con qué fines?, ¿ al servido de qué intereses?, ¿qué costo social?

IV - Se debe hacer notar

Todos los hombres tienen búsquedas, preguntas, inquietudes. Todos desean seguridad y estabilidad para si mismos. Existe una fuente inagotable de insatisfacción en el hombre que hace que sea inquieto y curioso frente a las cosas y a la vida. El hombre rico estará insatisfecho e insaciable en su afán de riquezas si la ambición lo aprisiona. Esta insatisfacción material produce insatisfacción en el vientre de los hijos de familias numerosas y pobres, causa de lo mucho en los pocos y lo poco en los muchos.

El pasaje de Lucas sale al encuentro, precisamente de esa búsqueda y de esa realidad, y lo hace de una manera radical. El joven rico representa el penúltimo paso de ese peregrinar. Se han logrado riquezas, una vida eticamente buena. Pero aún le falta algo. Sabe que le falta algo.

El v. 30 habla de un KAIROS nuevo. Lá búsqueda ambiciosa de la riqueza acaba matando a quien intenta fundar su vida en ella. El sígueme de Jesús presupone no el tener, el poseer, sino una vida plena, aunque a los ojos humanos aparezca como despojada. Por lo mismo es imposible que los ricos puedan, humanamente, gozar del Reino; porque les basta lo que tienen y buscan aquello que pueda enriquecer y aumentar más a lo que ya tienen. En última instancia es una aproximación meramente cuantitativa hacia Jesús y hacia la vida. El mismo critério determinará su relación con el prójimo. Obviamente no les interesa el Reino, y, por supuesto, mucho menos les interesará despojarse por causa de él.

V - Observaciones sobre el texto

1. El ARCHÕN indica la situación social de una persona que puede mandar. Es un rico de Israel que puede hablar y tiene poder en la sinagoga, en la sociedad, en la Igtesia. ¿Quiénes en nuestra situación son como él?

En el acercamiento a Jesús el joven lo llama bueno. Jesús rechaza esta valoración y con esta actitud lo desenmascara. La verdad no está en aquél que se considera culto, sino en aquél que, con su vida, ofrece una opción diferente en las expectativas cuantitativas de los hombres.

2. En su pregunta el joven aclara qué es lo que quiere: vida eterna. ¿Cuáles son los presupuestos a nuestras acciones?

3. Es interesante notar que el Señor presenta la 2a. tabla. Lucas cita solamente en un orden libre los mandamientos (no es el de Exodo 20). El joven está bien educado y se comporta bien eticamente. Jesús le indica que ha olvidado una cosa. Se refiere probablemente a la primer tabla donde se habla del amor de Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a si mismo. Esta primera tabla tiene que ver con la participación en el Reino y en la vida eterna. Jesús no responde de una forma teórica sino de una manera práctica: Ven y sígueme. Que puede aprender con Jesús este joven rico? Se puede buscar una resposta en Fil. 2, donde encontramos que Jesús se hace siervo y se da a si mismo por y para los otros hasta la muerte. Entrega su vida por causa del Reino.

4. Tesoro en los cielos. Tesoro es una riqueza acumulada. Esto nos nyuda a entender un poco la situación. En la comprensión de un rico. . . ¿cómo puede manterse rico? Solo acumulando riquezas es la respuesta. El joven se pone triste porque no puede tomar una resolución. Salta a la vista la observación de Marcos: el joven se fue apenado. En Lucas encontramos que se pone triste.

5. En la segunda y tercera parte (vv. 24-30) el rico ya no está más en la escena. El problema general ahora no es si un rico puede o no entrar en el Reino de Dios. Ahora entra la imagen del camello y de la ahuja. Pero Jesús no solo habló usando esta imagen sino que en el Sermón del Monte habla de la puerta estrecha (cf. Lc. 13.24 y Mt. 7.13-14). En este instante comienza la conversación con los discípulos. Ya no se habla más del joven rico sino de los que tienen riquezas, bienes materiales (v.24), que les sobra de lo que tienen para cubrir sus necessidades. Los discípulos intervienen: ¿quiénes podrán ser salvos?. La respuesta de Jesús se da quizá dentro del contexto de Marcos (cf. Lc.18,27). El amor hace posible situaciones imposibles para los hombres, porque donde hay amor está Dios.

6. El ejemplo contrario parece ser la historia de Zaqueo (Lc. 19.1-10). Experimenta el amor de Cristo por el mismo camino que había experimentado el joven. Zaqueo estaba desarraigado y comienza un nuevo camino. Pareciera que el joven rico, como representante del rico histórico (las oligarquias) la tuvo más difícil que el nuevo rico que pudo desprenderse.

7. A partir del v.28 los discípulos comienzan a calcular y a especular. Ahora el asunto del cristianismo como negocio parece saltar a la vista. Doy para que tu me des. Es la misma situación que crea la pregunta sobre el mayor, el más grande. Jesús responde que a lo que han dejado recibirán igualmente mucho más.

No podemos hablar ni mucho menos desarrollar una teología de la família. En el v.29 se trata de nuestro discipulado. Lo que queda claro es que los que siguen a Cristo recibirán esto de una forma nueva.

VI - ¿ Donde está el énfasis de nuestro texto? ¿Cual debería ser el tema?

Jesús dice al joven rico: anda, deja de ser lo que eres y pasa a ser otra cosa. El tema no es princípios acerca de las riquezas sino respuesta a la pregunta de una persona. Aqui no se trata de distribución de riquezas (v.29) sino de cosas que los discípulos han dejado por causa del Reino. El diálogo entre Jesús y el joven, Jesús y los discípulos nos indican una clara referencia a aquello en lo que se ha afirmado Ia vida. El rico ha afirmado la suya sobre la base de las riquezas y, a partir de ella ha cumplido los mandamientos. Al notar esto Jesús lo enfrenta diciendo: has vivido para ti mismo. Exegéticamente el asunto no está en vender las cosas sino en distribuirias justamente. La prioridad es dejar lo que hasta ahora ha afirmado mi vida y ponerlo al servido de los otros. Se trata del ejercicio práctico del amor y de dar la vida por y para los otros.


Autor(a): Juan Abelardo Schvindt
Âmbito: IECLB
Natureza do Domingo: Pentecostes
Perfil do Domingo: 16º Domingo após Pentecostes
Testamento: Novo / Livro: Lucas / Capitulo: 18 / Versículo Inicial: 18 / Versículo Final: 30
Título da publicação: Proclamar Libertação / Editora: Editora Sinodal / Ano: 1980 / Volume: 6
Natureza do Texto: Pregação/meditação
Perfil do Texto: Auxílio homilético
ID: 18259
REDE DE RECURSOS
+
Vivemos rodeados da bênção de Deus e não nos damos conta disso.
Martim Lutero
© Copyright 2021 - Todos os Direitos Reservados - IECLB - Igreja Evangélica de Confissão Luterana no Brasil - Portal Luteranos - www.luteranos.com.br