Marcos 4.26-29

Auxílio homilético

22/02/1981

Prédica: Marcos 4.26-29
Autor: Günter Maier
Data Litúrgica: Domingo Sexagesimae
Data da Pregação: 22/02/1981
Proclamar Libertação – Volume VI
 

I - Notas exegéticas

La parábola del agricultor paciente (Jeremias, p. 102) que encontramos unicamente en el Evangelio de S. Marcos nos habla del porvenir del Reino de Dios. Está por venir por si sola (v. 28) después de que este puesta la semilla. Esto es el punto principal. La semilla ya contiene todo el plan y todo el concepto de la planta y del fruto. Adernas tiene la fuerza para desarrollar la planta por medio de la tierra. La semilla libera las fuerzas de la tierra: la tierra por si sola produce la hierba.... (v. 28).

Encontramos una muy fuerte expresión de la paciencia del agricultor en las palabras: Se vá a dormir y vuelve a levantarse noche trás noche, dia trás dia ... (v. 27). Esto es la manera de expresar los sentimientos de una persona en el idioma de la Bíblia.

Es una paciência basada sobre una profunda confianza. El sembrador está seguro de que la buena semilla crecerá por si sola. Esta misma confianza se expresa otra vez por medio del término que dice: vá creciendo sin que él sepa como (v. 27). El texto no habla de una ignorância. Más bien se trata de una sabiduría del agricultor que goza viviendo una fe que confia en la fuerza milagrosa de Dios. El resultado vá a ser según toda experiencia: Todo lo que había hecho estaba muy bien. (Gen. l ,31; compare S. Marcos 7,37) La consecuencia lógica entonces es que todo este proceso se termine con la cosecha.

II – Meditación

La parábola nos dice que el Reino de Dios está por venir. Pero esto no significa que se trata de un ente mero futuro, sino que como ya la semilla está puesta y ya vá creciendo, el Reino de Dios está presente. De otra manera Jesús lo confirma así: . . . . el Reino de Dios ya está en médio de ustedes. (S. Lucas 17,21)

Se me ocurre una paralela entre la semilla de nuestra parábola y la palabra creadora de Dios de Gen. 1,11: Dios dijo: Que produzca la tierra toda clase de plantas ... La Palabra de Dios tiene esta fuerza suave y despaciosa pero sumamente potente de la semilla. Así que podemos interpretar la semilla a la luz de la palabra de Dios, en un sentido amplio. Al fin nosotros los cristianos, criaturas de la Palabra, tenemos que dar testimonio que se hace semilla en el mundo, un testimonio por medio de palabras y obras, diaconía y solidaridad. Por causa de esto, aquella palabra de Jesús: El Reino de Dios está en médio de ustedes ... se realiza también por intermedio de nosotros.

Si realmente somos criaturas de la Palabra, Dios vá a dar fruto a través de nuestra existência sin que sepamos como (vv. 27) o sea como y cuando le plazca a Dios (Conf. Augustana, Art. 5). No tenemos que forzar a otros como si fuésemos nosotros los constructores del Reino de Dios en un sentido técnico.

Encontré un ejemplo bien gráfico para la ilustración de este punto en mi lectura de la novela de A. J Cronin: Las Llaves del Reino. Se trata de la diferencia entre los sacerdotes Francis y Anselm. Uno está trabajando como misionero en China, el otro como su superior dirige la sociedad misionera en Inglaterra. Dice así el último: La estadístíca en cuanto a los bautismos y conversiones en tu labor misionera nos parece ser medio pobre. Otros dentro de cinco años hicieron más que tu en veinte . . . . Cronin nos muestra como Father Francis está trabajando. No fuerza a la gente de convertirlos ni trata de ganar a ellos por medio de regalos etc. El tiene la paciencia indicada en nuestra parábola. El da testimonio a través de toda su actitud de vivir una vida de fe mientrastanto sabe esperar. Se vá a dormir y vuelve a levantarse. (v. 27) Al fin de su actividad misionera vê que también una persona de gran influencia pública se convierte, ni por motivo de agradecimiento ni por causa de la amistad ai padre sino porque cree — nada más.

La parábola nos alienta en el sentido de que el servido sencillo y fiel vá a dar fruto en su debido tíempo.(Vea el himno: La causa es tuya, !0h Salvador! y también: Isaías 55,10.11)

Jesús por medio de su parábola nos pregunta si realmente tenemos fe o si estamos trabajando para hacernos Ia fama. (El refrán dice: Házte la fama y échate a dormir — que es contraproducente a Ia parábola). Cada uno quiere hacer algo bueno. Lutero dijo también: todo cristiano debe estar seguro de que Dios quiere realizar una obra especial por médio de él. !Ojo! Ahí está escondida uma trampa. Por eso siempre tenemos que preguntarnos a nosotros mismos: Cuál es nuestro motivo?

En nuestro ambiente hay muchas iglesias pequenas. Ocurre a veces que una está pescando en otra para aumentar el número de los fieles de la propia congregación. Esto tiene la apariencia de que ya crece el fruto del trabajo. Pero ahí no hay nada de crecimiento sino destrucción.

La pregunta es si realmente tenemos fe en la palabra o sea si participamos en el amor de Dios que es la fuerza principal de todo crecimiento del Reino. Dice una canción nueva de Betty Sáinz (Cancionero Abierto I): Gracias, muchas gracias, Padre Dios te doy
.... En tu plan de amor, Señor, tu me dejas trabajar, y una linda forma de participar, es tratando de amar como amas tu.

De tal manera libres del egocentrismo podemos cada uno contribuir algo en el proceso del Reino. (Hágase tu voluntad ....)

Buena interpretación del hecho de que la Palabra es la semilla eficaz encontramos en 2 Cor. 12,8.9: .... te basta mi gracia. Mi poder triunfa en la debilidad. Por tanto estamos obligados a convertimos diariamente a la Palabra (ecclesia semper reformanda). Como toda la iglesia, la religión del pueblo debe ser evangelizada siempre de nuevo. (Puebla, p. 133/457)

Tal como en el relato de la creación la Palabra libera las fuerzas de la tierra para producir plantas, la Palabra del Evangelio libera las fuerzas del hombre para entregarse con sus dones en el servicio a favor a los demás. Acuérdese de Zaqueo del cobrador de impuestos, hombre rico y enganador, hombre egoísta. Por el encuentro con Jesús se convirtió en un hombre altruísta y desinteresado que al fin repartió la mitad de sus bienes a los pobres. Habrá que haber lo mismo hoy en dia. Puesta la semilla la tierra por si sola pro duce fruto. Paciencia. Com apuro, por fuerza no hacemos nada.

Por su parábola Jesús nos da una confianza muy profunda en Dios como base de una paciência cristiana. (ver Isaías 30,15) En la canción: Donde está Dios... de J. Labaké SDB dice una estrofa: Dios es el que alumbra tu camino cuando todo hace dudar. Dios es el que encanta tu sonrisa cuando sabes esperar. (Cancionero Mensaje)

Saber esperar — este término interpreta muy bien la intención de la enseñanza de Jesús. La Bíblia Latinoamericana subraya lo mismo en la nota a nuestro texto que dice: Jesús se dirige a un pueblo impaciente por recibir la liberación tantas veces prometida. Cuanto tiempo debemos esperar? Jesús contesta: Dios visitará a su pueblo cuando la semilla haya madurado. Debemos saber esperar como él. Ahora mismo están actuando las fuerzas invencibles que llevan al Reino.

Saber esperar, en el sentido contrario tiene un poder diabólico. Había sido que un hombre sabia esperar hasta que viniese el dia de su venganza. Depués de 11 anos mato a balazos a dos parientes jóvenes de su enemigo de entonces. Este sucedió hace dos años no lejos de aqui. Por eso mucha gente dice: !No te hagas un enemigo!
Saber esperar en la venida de Dios al contrario da una fuerza positiva enorme a nosotros que nos libera del miedo elementar y del egocentrismo. Saber esperar nos da de parte de Dios el poder para vivir una vida de fe y amor hasta amor al enemigo.

En Francia hay una comunidad de hermanos evangélicos en Taizé. El prior Roger Schutz clasifica la vida de su grupo: que están viviendo con la esperanza de que Dios vá a hacer su obra y de que el vá a desarrollar su plan (Warten auf das Ereignis Gottes), trabajando con sus manos y orando, buscan¬do la unidad, entregándose completamente a una vida pobre de servicio etc.

Al fin, lo principal que haya que predicar será una paciencia cristiana o sea una muy profunda confianza en la Palabra de Dios y en la obra de Dios, que por si sola crecen. Por medio de esta confianza Dios nos libera de todo egocentrismo para el bien de los demás. Así él nos hace participar en su Reino que está en via de desarrollo, que está presente y todavia está por venir. Nuestra preocupación será no el como podemos construir el Reino de Dios sino que como podemos viver en el cuadro de la voluntad de Dios la esperanza y paciência cristiana hasta que venga su dia.

III - Apuntes para Ia prédica

1. Cristo, la Palabra, y nosotros, criaturas de la Palabra, damos testimonio en nuestro ambiente, testimonio que se hace semilla.

2. Por eso vivimos la paciência cristiana - esto es la sabiduría de la confianza en el poder de Dios que sobrepasa nuestro entendimiento (saber esperar!).

3. Liberados del egocentrismo podemos vivir los dones de Cristo en nosotros al servicio de los demás.

IV – Bibliografia

- BULTMANN, R. Die Geschichte der synoptischen Tradition. Göttingen, 1961
- Cancionero Mensaje. Editorial Bonum. Buenos Aires, 1971.
- HAENCHEN, E. Der Weg Jesu. Berlin, 1966.
- INSTITUTO SUPERIOR EVANGÉLICO DE ESTÚDIOS TEOLÓGICOS. Cancionero Abierto, Vol. 1. Buenos Aires, 1974.
- JEREMIAS, J. Die Gleichnisse Jesu. München, 1965.
- La Bíblia Latinoamericana. Ediciones Paulinas. Madrid, 1974.

Proclamar Libertação 6
Editora Sinodal e Escola Superior de Teologia


Autor(a): Günter Maier
Âmbito: IECLB
Natureza do Domingo: Epifania
Perfil do Domingo: 6º Domingo após Epifania
Testamento: Novo / Livro: Marcos / Capitulo: 4 / Versículo Inicial: 26 / Versículo Final: 29
Título da publicação: Proclamar Libertação / Editora: Editora Sinodal / Ano: 1980 / Volume: 6
Natureza do Texto: Pregação/meditação
Perfil do Texto: Auxílio homilético
ID: 7066
REDE DE RECURSOS
+
A vida cristã não é mais do que Batismo diário.
Martim Lutero
© Copyright 2019 - Todos os Direitos Reservados - IECLB - Igreja Evangélica de Confissão Luterana no Brasil - Portal Luteranos - www.luteranos.com.br